PERIODONCIA

1/3

La periodoncia se encarga de la prevención y el tratamiento de las enfermedades que afectan a los tejidos que rodean a los dientes: encías, ligamento y hueso alveolar. Las enfermedades de las encías evolucionan normalmente sin dolor y de forma silenciosa, hasta sus fases más avanzadas.

 

Un problema periodontal comienza con la inflamación localizada en las encías (gingivitis) a causa del acumulo de la placa bacteriana, es un proceso reversible si se toman las medidas pertinentes. Con el tiempo se convierte en sarro, que irrita e inflama el periodonto que rodea a los dientes, afectando más profundamente las raíces de los dientes, llegando a causar movilidad de las piezas y de ese modo se asienta de forma irreversible un proceso crónico inflamatorio (periodontitis)

La periodontitis es una enfermedad crónica que avanza infectando el hueso de todos los dientes, que de no ser tratada a tiempo puede ocasionar la pérdida total o parcial de la dentadura. Un diagnóstico y una intervención por parte del especialista previenen el rápido avance de la enfermedad.

 

En nuestras clínicas realizamos tratamientos de curetajes o raspajes radiculares, muchas veces con anestesia, para limpiar de manera profunda los tejidos que rodean el diente, hasta su correcto control y estabilización. Durante el proceso del tratamiento, establecemos de forma escrupulosa las medidas de higiene bucal en cada caso.

Una vez estabilizada la enfermedad mantenemos controles periódicos para prevenir una futura activación de la misma. La frecuencia de de las citas de los tratamientos dependerá de varios factores:

  • La capacidad de formar placa bacteriana o sarro y la habilidad para controlarla

  • El tipo de bacterias que afecten en cada caso

  • El hábito del tabaco

  • La predisposición genética

  • El tratamiento realizado y la respuesta al mismo