ENDODONCIA

1/3

Es un tratamiento altamente conservador, ya que se trata de preservar la pieza dental tratando los conductos pulpares que se encuentran en el interior del diente.

 

​Consiste en al extirpación y desinfección de los vasos sanguíneos y las terminaciones nerviosas del diente, con su posterior relleno y sellado de la cavidad con un material inerte. Este procedimiento siempre se realiza con anestesia local y con antibioticoterapia.

 

Este tratamiento se puede realizar con diferentes fines, siempre y cuando el tratamiento este enfocado en la preservación del diente.

Suele realizarse cuando la pulpa dentaria (el nervio del diente) esta dañada de forma irreversible por la colonización bacteriana y suele  ir acompañada por un proceso infeccioso en su interior.

En otras ocasiones se realiza como indicación previa o posterior a un tratamiento protésico.

Con el tiempo estas piezas, al estar desnaturalizadas, se convierten en más quebradizas y débiles, por lo que necesitan de un cuidado especial para poder conservarse en la boca. Si no prosperan, a veces no queda otro remedio que la extracción y la sustitución inmediata por un diente artificial.

Contamos en nuestro equipo profesional  con una gran especialista, con más de 20 años de experiencia dedicándose en exclusiva a la práctica endodóntica.

Utilizamos un sistema mecanizado rotatorio y un sellado termoplástico.

Cuando los conductos son de difícil localización se trabajan con el microscópio y la radiología en 3D.