IMPLANTES/CIRUGÍAS

1/4

La implantología hoy en día es la forma más habitual de sustituir un diente perdido.

Los implantes son sustitutos artificiales de las raíces dentales. Están fabricados de titanio puro con distintos tratamientos sobre su superficie.

Una vez colocados en el hueso, se produce una unión muy firme de forma natural entre la superficie del implante y el  hueso, creando una integración biocompatible con el entorno bucal. Esta integración al hueso se le conoce con el nombre de "osteointegración", una conexión directa y firme del implante con el hueso. Una vez transcurridos unos meses (3-4 meses) se hace evidente esa unión y el implante está listo para soportar las cargas de la masticación, además de hacer frente a los requerimientos estéticos del paciente.

 

En ocasiones esta unión íntima entre hueso e implante fracasa; con lo que el implante sufre un rechazo por parte del cuerpo. Existen varias causas directas de rechazo, pero se pueden destacar:

  • Infecciones previas en el hueso receptor del implante. Para ello es muy importante una pauta antibiótica adecuada para prevenir el rechazo.

  • El tabaco, como en muchos otros campos de la salud, resulta ser un factor de alto riesgo. Afecta significativamente en la circulación sanguínea de todo el cuerpo y en particular en la boca. Para una correcta cicatrización es necesario un aporte sanguíneo adecuado.

 

Previo a cualquier tratamiento implantológico realizamos una cuidadosa evaluación del historial dental y de salud médica de cada paciente.

 

Los implantes que colocamos son de alta calidad y se adaptan a la necesidad concreta de cada pieza a la que sustituyen. El tipo de tratamientos varía según el paciente y la gravedad del problema.

 

Además de nuestro especialista con más de 20 años de experiencia en el campo quirúrgico e implantario, contamos con un colaborador especial el 

Doctor Angel Bustillo, cirujano maxilofacial, especialista en cirugía oral y maxilofacial que realiza otras intervenciones quirúrgicas como cirugía ortognática, injertos óseos, cirugía de las encías, del frenillo bucal o extracción de muelas del juicio comprometidas.